En el cañón del Combeima se debe fomentar un turismo responsable con el ambiente

Habitantes del Cañón del Combeima se reunieron con el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo para apoyar la construcción del Plan de Desarrollo Municipal.


Durante la jornada, la comunidad manifestó que aunque el turismo es su principal actividad económica, se ha convertido en un problema para la zona, debido a los malos manejos con residuos sólidos y a la contaminación de la fuente hídrica.

Julia Teresa Saldaña, residente del corregimiento de Juntas manifestó, “aquí nace el agua que va para Ibagué y no podemos seguir contaminándola, por eso necesitamos con urgencia replantear el turismo”.

El Cañón por ser considerado zona de riesgo, no cuenta con concesión de agua por parte de Cortolima, lo que genera conexiones fraudulentas, de igual forma, carecen de plantas de tratamiento, por lo que las aguas residuales terminan en el río ocasionando un impacto negativo en el afluente del Combeima y en las quebradas que abastecen la capital de agua potable.

Sumado a ello, los paseos de olla que se realizan en el sector también generan alteraciones ambientales en la zona.

Frente a esta problemática, el secretario de desarrollo rural, Emir Aguilera, indicó que se deben adelantar labores de reforestación, fomentar buenas prácticas agrícolas e iniciar con un programa de cultura ciudadana.