Inicia plan piloto de reactivación para hoteles y moteles en Ibagué

Tras la autorización del Ministerio del Interior, la Alcaldía de Ibagué expidió el Decreto 1000-0401, mediante el cual establece el plan piloto para la reactivación de la industria hotelera, moteles, residencias y establecimientos de alojamiento temporal no turístico. 

Los hoteles podrán prestar sus servicios únicamente para el alojamiento de personas que se desplacen a resolver asuntos de carácter laboral o de negocios en virtud de las actividades económicas exceptuadas, como también a viajeros intermunicipales que requieran de hospedaje.

Las reservas deberán hacerse a través de medios electrónicos. Bares, piscinas, gimnasios y demás zonas comunes que generen aglomeración, no están permitidas. 

Asimismo, la ocupación máxima será un cliente por habitación, salvo cuando se trate de una pareja, donde podrán alojarse ambas personas. Los integrantes de un mismo núcleo familiar podrán alojarse en una misma habitación, sin superar el máximo de cuatro huéspedes. 

Los servicios de alimentación brindados deberán dar cumplimiento a las medidas de bioseguridad contempladas en la Resolución 749 del 13 de mayo de 2020, expedida por el Ministerio de Salud y Protección Social.

Por su parte, los moteles, residencias y establecimientos de alojamiento temporal no turístico, deberán cumplir las siguientes medidas: 

Se autoriza una ocupación máxima de dos personas, funcionando preferiblemente mediante la modalidad de reserva previa. No se podrá ejercer la venta de bebidas embriagantes, ni alimentos preparados para ninguna forma de consumo.

Se prohíbe el uso de jacuzzi, turco, sauna, o relacionados. Asimismo, se deberá establecer plan y horario de limpieza y desinfección en áreas del establecimiento, especialmente sobre las habitaciones. En lo posible, se debe incrementar y promover el pago de los servicios prestados con medios electrónicos.

Los establecimientos podrán funcionar las 24 horas del día, sin embargo, los check-in y check out no podrán realizarse durante el término del toque de queda. Quienes incumplan esta medida serán sancionados de acuerdo al Código Nacional de Policía. 

Las medidas de toma de temperatura, lavado de manos, desinfección calzado, con alcohol glicerinado al 60 % y uso de tapabocas para clientes, antes y después de la prestación del servicio, serán obligatorias para cualquier tipo de modalidad de servicio.

“Junto a la autoridad sanitaria, evaluamos el nivel de implementación de los protocolos de bioseguridad para definir un número de estos establecimientos con buenas prácticas y nos permitan generar ese primer piloto para estos dos sectores”, dijo Diana Sofía Segura, secretaria de Desarrollo Económico.

Del mismo modo, Zulma Esperanza Barrios, directora ejecutiva de Cotelco Tolima y Alto Magdalena, indicó “recibimos con mucho optimismo un plan piloto que contribuya a mejorar la ocupación en hoteles, que a través de incentivar la demanda local, se logre reactivar el empleo y mejorar la liquidez de este sector afectado por la pandemia”. 

Es de resaltar que si algún huésped o visitante refleja síntomas asociados al Covid-19, el establecimiento se pondrá en contacto con la Secretaría de Salud Municipal para solicitar el reporte y la prueba en la zona de servicio.