Cristian Avendaño: el arquitecto que quiere cambiarle la cara a las plazas de mercado

Cristian Camilo Avendaño es un soñador. Este arquitecto y especialista de Gerencia Proyectos de la Universidad del Tolima, es el mayor de tres hermanos; hijo de Sixto Avendaño y María del Rosario Bustos, comerciantes desde hace más de 20 años de la Plaza del Jardín.

Cuando Cristian habla del centro de acopio, sus ojos brillan de emoción. Reconoce que ha llegado lejos gracias al trabajo duro y honesto que sus padres han hecho por tantos años.  
 
Cuando apenas era un bebé, acompañaba en la madrugada a su mamá a abrir el negocio familiar, luego, lo llevaban a la guardería de la plaza, mientras los adultos trabajaban. 

Rodeado de frutas y verduras, creció y aprendió los gajes del oficio. Entre el bullicio y la frenética actividad diaria, se hizo amigo de los clientes que religiosamente acudían allí. 

“Mi papá tiene muy fidelizado a sus clientes, la gente no solo va por un producto, va por la satisfacción de que le están comprando a él, porque lo aprecian”, asegura. 

Cristian quiere ser Alcalde de Ibagué. No es un sueño imposible, sino una meta que se ha propuesto para ayudar a quienes, como él, trabajan duro para ganarse la vida.  

Por ahora da sus primeros pasos como vocero de los comerciantes, “me gusta representar a los que no tienen voz y mientras llego a ser Alcalde, trabajaré en la restauración de los centros de las plazas de la ciudad”.

Hablando no solo de restauración física, sino también social y de impacto para todos, este joven propone capacitaciones en manipulación de alimentos y atención al cliente. Para Cristian, es importante rescatar el valor cultural de los centros de acopio, modernizando su funcionamiento a para sobresalir en un competido mercado. 

“Por eso me gustan las políticas que está implementando la Administración para que la gente vuelva, porque se busca fortalecer el perfil de cada plaza. Me parece muy interesante que un ingeniero que tiene otra visión de ciudad sea nuestro alcalde”

La ciudad cuenta con cinco plazas de mercado de las que dependen más de 1.000 familias que día a día trabajan para llevar los productos cosechados en la región a todos los hogares Ibaguereños. Por ello, la Administración Municipal trabaja para revitalizar estos espacios. 

Con una millonaria inversión durante el 2020 – 2023, se mejorará no solo la infraestructura sino la comercialización de los productos, con el objetivo de dinamizar las ventas y fortalecer la economía de los comerciantes.